"TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

classic Clásica list Lista threaded En Árbol
12 mensajes Opciones
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

"TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

Ramón Ortiz
Este mensaje fue actualizado el .
"TRUENO CONTRA TRUENO"

Dada la larguísima permanencia en el mercado del cómic español de “El Capitán Trueno”, no es extraño que entre su gran cantidad de seguidores los haya de todas las edades. Y por tanto se han ido incorporando al seguimiento de sus aventuras en diferentes épocas.
Tal y como relaté al principio de esta serie, yo conocí al Capitán Trueno cuando acababa de aparecer en los kioscos el nº 5 del cuaderno. Me impactó tanto que enseguida intenté conseguir los anteriores y la lectura de los mismos me marcó indeleblemente como demuestra lo que llevo relatado.
Y la culpa fue de Ambrós. Su estilo y la garra de su narración gráfica sobre los emocionantes guiones del entonces invisible y desconocido Víctor Mora captaban con tal fuerza que me cautivó. Su dibujo cada vez era mejor.
Y ni siquiera el paréntesis de los cuadernos de Beaumont que él tuvo que corregir, ni el bajón de calidad que supusieron los primeros entintados de su ayudante lograron enfriar mi entusiasmo. Y cuando empezó a entintar todos los rostros comenzó la edad de oro del Capitán Trueno, coincidiendo con sus relatos más emocionantes.



Pero lo bueno nunca dura eternamente y cuando la realización de la serie de cuadernos fue traspasada a Ángel Pardo, para toda la generación de los que seguimos la colección desde su inicio fue un golpe terrible. Los “Ambrosianos” no podíamos aceptar un cambio de estilo tan brutal en que los personajes principales parecían feas caricaturas de su aspecto genuino. Y me extrañó, tiempo después, que Pardo tuviese también entusiastas seguidores. ¿Cómo era posible que les gustase aquella versión deformada de los protagonistas? Pero había quien le prefería al maestro. Eran los “Pardianos”.
Aunque en ese tiempo no era fácil reunir los primeros cuadernos de Ambrós pese a haber sido reeditados un par de veces y por lo general los “Pardianos” eran algo más jóvenes que nosotros y por tanto solo habían conocido al Capitán Trueno que aparecía cada semana en los Kioscos. El de Pardo.
Tras varias discusiones con algunos de ellos, llegué a la conclusión de que la primera impresión es la que vale, la que marca, y por tanto para los “Pardianos” el verdadero Capitán Trueno era el de Pardo. Claro que al mostrarles cuadernos de Ambrós aunque mantenían su postura aparentemente, veían a unos personajes mucho más hermosos y atractivos. Hasta lo reconocían algunos y poco a poco intentaban conseguir aquellos excelentes episodios que desconocían.



Con la expansión del personaje forzosamente aparecieron otros dibujantes imprescindibles para poder mantener la triple aparición semanal en el cuaderno, en Pulgarcito y en la revista “El Capitán Trueno Extra”.
Una de los más destacados fue el propio Julio Beaumont quien tras el abandonar Ambrós la Editorial Bruguera, pasó a ocuparse de la producción del Capitán Trueno para Pulgarcito casi íntegramente y además, de la mayoría de las portadas del Trueno Extra y una docena de aventuras de esta revista y números especiales.
Este personaje que por su experiencia como entintador de Ambrós durante tres años, era quien tenía un estilo más parecido al del maestro, era a quien la empresa le exigía mayor mimetismo y al final no solamente usaba las cabezas recortadas de Ambrós, como todos los demás continuadores, si no, además numerosas figuras enteras del mismo e imitaba composiciones suyas para otros personajes, lo que le valió una leyenda negra, aunque otros dibujantes hicieron otro tanto, en menor proporción. Pero era defendido por los nostálgicos de la primera época del héroe, porque sus protagonistas tenían rasgos que les recordaban a la etapa de oro. Eran los “Bomones”.



La elección de Ángel Pardo para sustituir a Ambrós en el cuaderno, además de la travesía del desierto para los “Ambrosianos”, representó nuevos problemas de entrega bien pronto: a pesar de no tener que dibujar las páginas para “Pulgarcito”, Pardo era incapaz de mantener la producción de un cuaderno a lápiz y tinta por semana.
Para darle tiempo, se intercaló una historia de Buylla con abundantes caras de Ambrós, pero tampoco convenció. Fue entonces cuando, tras haber realizado cuatro historias para el Trueno Extra, Tomás Marco fue elegido para alternar con Pardo en el cuaderno, y su estilo logró acercarse en algunos aspectos de paisaje y cielos, globos y dinamismo al del maestro. Y todos los rostros eran de Ambrós, de todas sus etapas.
Fueron un par de series de cuadernos separados por otros de Pardo, que hicieron recuperar las ventas. Y fueron también unos "oasis gráficos" para muchos “Ambrosianos” que aun sabiendo que no era lo mismo, al menos le recordaban. Fuimos los “Marconeros”. Pero las diferencias editoriales impidieron que la cosa continuara.





Entre la larga lista de ilustradores que intervinieron en el “Capitán Trueno Extra” figura uno que aunque al tener un estilo muy barroco y por tanto muy alejado del de Ambrós, al principio le costó entrar, pero acabó siendo el autor que más páginas y episodios dibujó en esta revista: Francisco Fuentes Manrique, que supo crear dentro de la saga de Trueno un personal mundo propio aun utilizando los rostros recortados del maestro.
Con el tiempo dibujó los suyos propios sobre todo en los primeros planos de los protagonistas, aunque no le permitieron ser portadista hasta los últimos tiempos de esta colección, cuando en la Editorial ya soplaban vientos de reedición. También su fans fueron muy numerosos, los “Fuenteros”, que lograron una lujosa reedición de todos sus trabajos, años más tarde.



Cuando se produjo la incorporación de Martínez Osete, autor de extensísima producción y rápida ejecución que le valió el mote de “Speedy Martínez” y tras pasar por la revista imitando a Ambrós y encargarse de las portadas tras el abandono de Beaumont y Escandell, se dedicó a entintar unas veces y alternar otras con el dibujante oficial Ángel Pardo hasta casi el final de la serie, imitando ahora su estilo.
Con su colaboración en ambas publicaciones y en números Extras y Almanaques, Osete fue uno de los que más viñetas de Trueno dibujaron. Aunque no gozó del renombre de los anteriores, también tuvo sus “Oseteros.” por toda su enorme producción precedente y por su facilidad de imitar a otros dibujantes.



En la última etapa del personaje en las reediciones de Trueno Color, se produjo la incorporación de un nuevo portadista que sustituyó las portadas originales de dibujos coloreados con falsa tricromía o cuatricromía por reproducciones a todo color verdadero de sus pinturas: Antonio Bernal. También él tuvo una legión de seguidores enamorados de sus portadas, lo más valorado de las sucesivas reediciones del Trueno Color. Los “Bernalistas”.



Entre los lectores cada uno tenía sus favoritos e ignoraba a los que no le complacían, defendiendo “su” Trueno de los otros Truenos que se sucedieron a lo largo de la saga.



Aunque los “Antifaces” eran generalmente bastante mayores que yo, y a esa edad adolescente cuatro o cinco años de más impresionan, también recuerdo que los seguidores de “El Guerrero del Antifaz” de Manuel Gago y de Editorial Valenciana, una de la principales competidoras de Editorial Bruguera en cuadernos de aventuras, quizá por ver que “El Capitán Trueno” de Ambrós representaba un serio peligro para hegemonía comercial del Guerrero, por lo general, no le tenían ninguna simpatía.
Yo había leído algunos ejemplares de Gago en casa de mis primos, algo mayores que yo, y de los compañeros de más edad de nuestro grupo de veraneo. Y no me desagradaba, pero al no haberlo conocido desde su principio ni poder seguir asiduamente sus aventuras, “el Guerrero” para mí fue uno de tantos. Y aunque intenté llamar su atención con entusiastas elogios al Capitán Trueno, ninguno de ellos se pasó a su bando. Para mí el dibujo de Gago daba la sensación de haber sido hecho a toda prisa frente al excelente acabado del Ambrós integral. (Y no me extraña pues dibujaba varias series simultáneamente.)
Y no deja de ser curioso saber a estas alturas que uno de los primeros intentos de Miguel Ambrós para introducirse en el mundo de la historieta, fue copiar tal cual, íntegramente con la portada y todo y encuadernado un ejemplar del Guerrero del Antifaz. Quizá por ello en sus últimos años, el maestro dibujó a ambos personajes juntos. Aunque quizá también se debiera a que finalmente sí pudo trabajar para Valenciana al abandonar Bruguera.




Y también conocí acérrimos defensores de Trueno que menospreciaban a El Jabato: --”Es una mala imitación de Trueno” me dijo alguno. E incluso viví el caso contrario: Los más jóvenes que se iniciaron con “El Jabato” y no conocieron el primer Trueno, también lo preferían, muchas veces compartiendo y apoyando su afición con los numerosos “Péplums” de romanos que se proyectaban simultáneamente en los cines de su época.



En mi caso, empecé ambas sagas desde sus inicios y la verdad es que me gustaban y compraba semanalmente ambas colecciones. Aunque nunca tuve por Darnís tanta admiración como por Ambrós, y ni físicamente ni como personaje el Jabato tenía la fuerza de Trueno, también tuvo algunas aventuras considerables. No en vano eran los dos hijos de Víctor Mora.
Pero, ¡Ay, el vil metal! la aparición de la Revista “El Capitán Trueno Extra” y del “Flash Gordon” de Dan Barry de Ediciones Dólar, agotaron sobradamente mi presupuesto semanal para cómics y como tampoco quería dejar de ir al cine cuando tras tres años de sequía de cine norteamericano se produjo su torrencial retorno, no me quedó más remedio que elegir y le traspasé “El Jabato” a mi hermano, y lo pude seguir leyendo, aunque de un modo más “distante” y más tarde también “El Jabato Extra”.
Con el tiempo, y cuando las ventas de éste descendieron, ambos personajes se reunieron por primera vez como refuerzo de “El Capitán Trueno Extra” y Martínez Osete que dibujó aventuras de ambos héroes, nos anunció la buena nueva con este dibujo.



Cuando Julio BEAUMONT salió de Bruguera no tuvo grandes dificultades en encontrar nuevos trabajos. La empresa andaluza S.A.D.E. que intentaba abrirse paso imitando las series de éxito de las grandes, contrató a Beaumont para dibujar sendos guiones de Enrique Fariñas. “El Rayo de Baal” y “EL PRÍNCIPE DE LAS BRUMAS”. Eran primos lejanos de “El Jabato” y “El Capitán Trueno”, respectivamente.
Al contar con uno de sus principales ilustradores, Beaumont, SADE le lanzó a la imitación descarada del grafismo de Bruguera. En sus portadas un escudo con el logotipo “TITANES” sustituyó en la misma situación en las portadas al círculo de “SUPERAVENTURAS” brugueriano, y un cuadrado sustituyó a su rombo para el precio en idéntico lugar. Y como su intención era aprovechar al máximo su parecido con los modelos, Beaumont que salió de Bruguera cansado de sus exigencias a que se pareciese a Ambrós, irónicamente, aquí se le imponía también que siguiera sus pasos. Y algunas portadas estaban claramente inspiradas en las del Capitán Trueno, pese a lo cual esta serie habría podido ser la mejor de Beaumont. Pero las limitadas redes de distribución a nivel nacional de SADE frustraron el intento y con el nº 16 del “Príncipe de las Brumas” y el nº 6 de “El Rayo de Baal” se suspendieron ambas series dejando aventuras inacabadas al cerrar la editora.




También en los últimos intentos de resucitar al personaje, los autores han tenido defensores y detractores. Los Blasco, Bermejo y Redondo, o Burns y Joan Boix precedieron a Ferrándiz, el último de la lista... Aunque la distribución limitada en librerías especializadas y que los años no han pasado en balde han evitado aquellos entusiasmos que los héroes del cómic aparecían cada semana simultáneamente en millares de kioscos de toda España.
Para cerrar este artículo, aquí tenéis una sorprendente reunión de todos los CAPITANES TRUENOS de los diferentes nuevos dibujantes que, tras un larguísimo paréntesis de infatigables reediciones de “TRUENO COLOR” fueron apareciendo tras su “resurrección” en los últimos tiempos de Bruguera, hasta hoy.

De izquierda a derecha: Nájera, Bermejo, Revilla, Fontériz, Ferrándiz, Blasco, Burns, Boix, Redondo, Díaz y López.



¿O acaso se trata de... un viejo proyecto de Trueno?



VÍCTOR TRUENO Y RAMÓN ORTIZ.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN Nº 3" Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

José Ángel
¡ Menudo texto y menudas ilustraciones! !  Para releerlo y remirarlo una y otra vez... y otra... y otra... y volver a hacerlo.  Información de la buena muy bien redactada y  perfeccionada con la asombrosa imaginación y técnica de las imágenes. Lo Capis juntos... uffff  y con el Guerrero, y el Jabato... ufff

Sin menospreciar otras entradas, esto no es una entrada para un foro... ¡Esto es un gran libro en edición de lujo!

Gracias, pareja, me habéis emocionado.
JC
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

JC
En respuesta a este mensaje publicado por Ramón Ortiz
EXTRAORDINARIO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Joan Carles
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

Janpedru
En respuesta a este mensaje publicado por Ramón Ortiz
He perdido la cuenta de las veces que he releído esta entrada.

Espectacular, pasmosa, epatante, impresionante, etc. etc. etc.
Vamos, que coincido de lleno con las apreciaciones de José Ángel y de Joan Carles, y encima me permito pediros más ...

Por cierto, muy buena la ocurrencia final, no sé si de inspiración Lemiana, sobre la reunión de Trueno con sus replicados "modernos".

Gracias y saludos!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN Nº 3" Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

VÍCTOR TRUENO
En respuesta a este mensaje publicado por José Ángel
        Muchas gracias, amigo José Ángel, una vez más.
Nos alegra que nuestro “TruenoFicción nº 3” te haya agradado
 hasta el punto de haberlo releído y remirado. Guardando las
distancias, claro, muchas veces al ver el resultado final que
Ramón ha logrado partiendo de mis planteamientos, me ocurre
como a Vidal Sales que me contó que a menudo Ambrós
plasmaba el asunto incluso mejor que lo que él había imaginado al
escribir el guión de “La Nave del Tiempo”.
Y el propio Víctor Mora me comentó, tiempo después,
que uno de los mejores momentos de cada semana de su
etapa en la Editorial, era cuando él podía ver antes
que nadie la entrega correspondiente del Trueno de Ambrós,
pues superaba y completaba su propia imaginación...
      Valoramos  mucho tu opinión técnica dados tus
 múltiples y impresionantes trabajos. Pero no te pases...
       Gracias de nuevo.    
                                               Víctor y Ramón.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

VÍCTOR TRUENO
En respuesta a este mensaje publicado por JC
       ¿Qué responder a tu amable entusiasmo, amigo Joan Carles?
     Si no  GRACIASSSSSSS!!!!!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

VÍCTOR TRUENO
En respuesta a este mensaje publicado por Janpedru
     Amigo Janpedru, muchas gracias por tu fidelidad a nuestras propuestas de TruenoFicción,  y al nº 3.
      Eres muy amable y generoso con nosotros.
      Me has dejado intrigado con lo de la “inspiración Lemiana” que ambos desconocemos, ¿Nos puedes enviar alguna muestra?
    La idea inicial era hacer la “Tabla Redonda de Trueno-Arturo” con Trueno rodeado de sus caballeros “replicados modernos” como tú los calificas. Como había que poner tantas versiones distintas y era imprescindible que todos estuviesen de frente para poder identificar a los diferentes dibujantes, era difícil incluso dejando fuera algunos que no llegaron a publicar ninguna aventura completa, y tras varios intentos fuimos derivando hacia Leonardo, y aún así costó que entraran todos... Pero Ramón lo logró imaginativamente, e incluso puso a los creadores en sendos cuadros murales del fondo y con el contraste del primer plano del Ambrós original...
       Ha sido laborioso, pero creo que bastante clarificador del por qué González se empeñó en unificar por lo menos los rostros... Al verlos todos juntos y tan distintos unos de otros.
       Y quien sabe, dado lo difícil que ha resultado incluso a nivel guión homologar los nuevos relatos con los Truenos Clásicos, estos últimos intentos igual eran aventuras de los ”Replicantes de Trueno” o de los caballeros de su “Orden de Caballería dedicada a defender la justicia por todo el mundo.” que finalmente logró fundar nuestro Capitán Trueno. ¿Qué opináis?
        Respecto a continuar la serie, de momento no tenemos nada decidido. Muchas gracias.
                    Víctor y Ramón.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

Oscar J.
MARAVILLOSO!!!!
Coincido con todos, me ha emocionado muchísimo
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

Janpedru
En respuesta a este mensaje publicado por VÍCTOR TRUENO
Amigos Víctor y Ramón, las gracias a vosotros, que contribuís con imaginación, dedicación y mucho trabajo a paliar en parte esta pertinaz sequía de "novedades Trueno" oficiales que venimos padeciendo. De acuerdo con ello, es lógico que, modestamente, os anime a seguir...

En cuanto a lo de "Lemiano", vayan por delante mis disculpas por la confusión que os he creado; la referencia no viene del mundo de los tebeos y encima no es nada obvía. Cuando vi múltiples Truenos juntos, me acordé de un relato de Stanislaw Lem (Viaje séptimo, en Diarios de las Estrellas I) en que el protagonista cae en una trampa temporal y empieza a encontrarse con un número creciente de versiones de si mismo correspondientes a otros momentos del tiempo. Irónicamente le resulta casi imposible ponerse de acuerdo con sus otros "yo", espero que a diferencia de nuestro Trueno.

Saludos!!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

VÍCTOR TRUENO
     Amigo Jampedru: Desde luego no lo hubiera relacionado fácilmente con Trueno. Aunque de Stanislaw Lem creo recordar que la película "Solaris" que vi allá por los 70-80, posiblemente en Arte y Ensayo, estaba basada en una novela suya.
     Y por lo que cuentas de ese relato, sí puede tener alguna referencia temporal con los muchos Trueno sucesivos que nos han ido llegando, rizando el rizo... Pero lo desconocía.  Gracias por tu aclaración.
     Gracias también por animarnos a seguir. Cuando amaine este largo y cálido verano...
         Saludos.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

Ebravor
En respuesta a este mensaje publicado por Ramón Ortiz
Aunque he llegado tarde a este Foro, nunca es tarde si la lectura es buena. Y aquí vale la pena detenerse un buen rato y leer. En mi caso, no sólo leo, sino que capturo texto y lo guardo junto con las ilustraciones que lo acompañan.

Muchas, muchísimas preguntas que me hice en mi infancia y adolescencia... y que me seguí haciendo durante años; han tenido respuesta en estos renglones. Unos renglones en los que la experiencia y la circunstancia de que quiénes los escriben hayan sido coetáneos de sucesos, deparan que la lectura no sólo sea informativa, también lo es pedagógica. Gracias, Víctor Trueno y Ramón Ortiz.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|  
Denunciar Contenido inapropiado

Re: "TRUENOFICCIÓN" Nº 3. Por Víctor Trueno y Ramón Ortiz

VÍCTOR TRUENO
  Hola, amigo Ebravor.
  Quiero agradecer tus amables palabras y me alegra que hayas hallado respuesta a algunas preguntas sobre nuestra serie favorita en estas páginas. Son mis viejas vivencias y sentimientos, que hemos materializado con las imágenes que Ramón ha sabido componer para ilustrarlas. Un admirado saludo de
                                                                          Víctor&Ramón.

Cargando...